Samoa 28 - Plano de velas para regata. Nuevo lanzamiento

Arboladura de crucero:

Es una constante en nuestra oficina el desarrollo de nuevos productos, sean nuevos proyectos o nuevos detalles para proyectos ya existentes. Siempre que diseñamos un proyecto de velero, el plano de velas original es uno que cumpla la función de crucero oceánico irrestricto. Esa arboladura con un área de dimensiones moderadas es más fácil de maniobrar por una tripulación reducida, especialmente cuando se cambia de amuras por la popa, además de permitir que el barco navegue mucho más en pie cuando el viento sople más fuerte. Esa arboladura también es muy robusta, a prueba de la tormenta perfecta. Ella es ideal para quien tiene la intención de realizar cruceros, sean travesías oceánicas, sean cruceros de fines de semana. Esa es nuestra primera opción porque proyectamos nuestros veleros de crucero para navegar en cualquiera latitud, sean cuales fueren las condiciones de clima.

Samoa 28 Sirius navegando en el Río de la Plata. Ese fue el primer velero de la clase a ir para el agua. Con su arboladura de crucero él sobresale en competiciones en días de vientos fuertes. Cortesía: Daniel D’Angelo.

El Samoa 28 con su plano de velas de crucero es un barco para cruzar océanos como se estuviera realizando un paseo. Su casco es resistente como una roca, aunque su elevada estabilidad proporciona una sensación de confort y seguridad cuando realizando largas travesías comparable a barcos bien más grandes. Son esas características que tienen consagrado ese proyecto como uno de los más adecuados para realizar viajes de larga duración.

El plano de velas en su versión crucero es siempre el primero que proyectamos. Esa configuración favorece la maniobra, además de ofrecer más estabilidad y seguridad.

***

Plano de velas para regata:

A pesar de privilegiar la arboladura de crucero como primera opción, una vez que el Samoa 28 fue proyectado para realizar travesías oceánicas, para uno expresivo número de personas la realidad no es salir mar a fuera en grandes cruceros. Sin embargo las regatas de fines de semana son una actividad mucho más atractiva, cuando pueden practicar un deporto con compañeros de tripulación y en el fin del día puedan compartir las emociones de la regata con sus adversarios en la baranda del club. Esa diversión no tiene precio, y para los que gustan pasa a constituirse en una obsesión. Para esa comunidad proyectamos la arboladura especial para regatas o para navegar en regiones de vientos más flojos. Ese es el nuevo plano que estamos incluyendo en el proyecto del Samoa 28.

Esa nueva versión de plano de velas es recomendada para quien desee competir en regatas o navegue en regiones donde prevalezcan vientos flojos.

Haga click aquí para saber más sobre el Samoa 28.