Pop 25 - El atajo para obtenerse un velero oceánico

Nada es más frustrante que tenerse un sueño que no se pueda realizar. Crucero a vela es una actividad muy agradable que puede traer infinita sensación de libertad, que sin embargo puede estar fuera del alcance de muchas personas.

Poseer un velero de oceánico adecuado no es fácil para quien no tenga mucha plata. Trabajando en proyectos de embarcaciones de recreo, aprendemos que un montón de personas de todas las edades sueñan en tener un velero sin tener la mínima idea de cómo obtenerlo.

Cómo amamos la vida de los aventureros y también gustamos de diseñar veleros de crucero, para nosotros es una sensación agradable imaginar que estamos contribuyendo para la democratización del deporto del crucero a vela. El principal atajo que podemos imaginar es proyectar para construcción amateur. Fue con esa idea en la cabeza que diseñamos el Pop 25, un barco fácil de construir especificado para ser hecho por un método que permite mirar el resultado de la obra en muy poco tiempo.

Nuestra intención era crear un velero de veinticinco pies verdaderamente oceánico. Sin embargo alguna concesión tendría que ser admitida para alcanzar ese objetivo, pues milagros son más difíciles. Ser chico significa ser más barato y más simple de ser construido, y fue por esa ruta que nos aventuramos. Es cómo poseer un coche compacto. No queda mucho espacio internamente, pero se puede ir donde se quiera con él. Los recursos que tuvimos que emplear para que nuestro esfuerzo fuera bien sucedido fue dotar el salón de una altura bajo cubierta razoable (1,79m bajo el tambucho de entrada en la cabina cuando serrado), un volumen fuera del común de los reservatorios de agua dulce (260l), cuchetas de matrimonio, ventilación natural y aislamiento térmico eficiente. Sumando a eso la posibilidad de hacer mantenimiento de fondo en la variación de marea, sin necesitar pagar por eso, entonces podemos decir que conseguimos alcanzar nuestros objetivos.

Hacer el mantenimiento del fondo sin necesitar pagar por eso no tiene precio.

Nuestro mensaje fue capturado por personas de todo el mundo. Mismo siendo un proyecto nuevo, ya tenemos constructores en cinco continentes. No importa donde Usted sea; La atracción que un barco de bajo costo con capacidad oceánica ejerce es universal, y está alla para hechizar Usted. ¿Por que quedarse prisionero de tierra si es posible irse donde quiera en un barco construido con sus propias manos?

Un buen ejemplo del entusiasmo que ese modelo ejerce es la construcción del Konquest, que está siendo hecho por los hermanos Marcelo y Vandeli Schurhaus en el estado de Santa Catarina, Brasil. Ellos están divirtiéndose demás con la construcción del barco.

¡Mira que mesa de navegación los Hermanos hicieron para su Pop 25! Cortesía: Marcelo Schurhaus.

?Cuantos veleros de esa eslora tienen cuchetas de matrimonio como esa? Cortesía: Marcelo Schurhaus.

Otro ejemplo de dedicación es Hayal, un Pop 25 siendo construido en Turquía por Selim Karahan y su padre. Mismo sin experiencia anterior, ellos consiguieron construir Hayal en tiempo Record. El interés local sobre el barco es grande una vez que existen otros Pop 25 siendo hechos en ese país.

Hayal probablemente ya está concluido, o casi, pues esa foto ya tiene dóss meses. Ellos están instalando un motor Yanmar 2YM15 SD a la vez del motor eléctrico. Para ayudarlos hicimos un plano para instalación del motor sin costo para ellos, una contribución para la clase. Foto: Selim Karahan.

Seguimos con regularidad los progresos de nuestros constructores que tienen blogs con enlace desde nuestro sitio. Uno de ellos es Rancho Alegre, construido por Francisco Aydos, de Porto Alegre, Rio Grande do Sul, Brasil. Ese Pop 25 también está en la reta final y breve estará navegado.

Rancho Alegre sigue en los últimos pasos para su botadura. El interior ya está listo y los equipamientos adquiridos. Cortesía: Francisco Aydos.

Francisco optó por un Volvo D1-13 sail-drive diesel como propulsión auxiliar. Cortesia: Francisco Aydos

Las quillas gemelas del Rancho Alegre son galvanizadas a fuego. Cortesía: Francisco Aydos.

Haga click aquí para saber más sobre el Pop 25.