Multichine 28 - Dos barcos, dos propostas

El que los navegadores de océano más desean es poder estar a bordo de un barco casi sin sentir la diferencia para estar en su propia casa. Ese es el gran desafío que una oficina de proyectos tiene que afrontar al desarrollar un diseño de velero oceánico. La ecuación para obtener ese intento es por demás compleja. En lo general los barcos mayores son más confortables internamente pero son más difíciles de ser maniobrados. Los barcos más chicos son exactamente el contrario. El MC28 es el proyecto que desarrollamos que tal vez sea el mejor compromiso entre eses dos mundos. Cómo nosotros de la oficina construimos dos MC28 en asociación con un amigo, Roberto Ceppas, el Makai y el Fiu, y después viví en compañía de my esposa Eileen por dos años y medio a bordo del Fiu, teniendo navegado más de seis mil millas en el océano con él, podemos decir con conocimiento de causa que el modelo es una morada fantástica, sea en puerto u en viajes oceánicas.

Que el MC28 es un barco excelente para vivir a bordo y para cruceros oceánicos eso tenemos experiencia para afirmar. Sin embargo, decir que ello también puede participar de regatas de club con buenas posibilidades de suceso, eso aun requiere ser confirmado. En regatas oceánicas donde los vientos predominantes sean más frescos, ya está comprobado que el modelo es competitivo, ya visto las excelentes participaciones de los MC28 en todas las regatas Recife-Fernando de Noronha que participaron, pero en regatas triangulares, eso es otra historia. Ese artículo habla de dos MC28, uno siendo un velero de crucero asumido, y otro siendo turbinado para competiciones en la región de Pudget Sound, Estado de Washington, Estados Unidos, ese barco estando en final de construcción.

El layout del interior del MC 28 es tan adecuado para vivirse a bordo cuanto un barco de su largo pueda ser. Existe un absoluto equilibrio entre los varios compartimientos de manera a transmitir una sensación de bien estar no importa donde se esté en la cabina.

Un ejemplo de utilización radical para crucero oceánico es el MC28 Vagamundo, de Ricardo Costa Campos, de Vitória, Espírito Santo, Brasil. Ricardo es un buceador de aguas profundos y un amateur en construcción de embarcaciones de recreo, pero es tan dedicado que más parece un profesional. La calidad de su construcción supera la de muchos astilleros especializados. Vagamundo es en verdad uno de los mejores barcos construidos de un proyecto de nuestra oficina

La arboladura de crucero proporciona excepcional estabilidad y fácil maniobra, excepcionalmente bienvenidas cuando se navega con tripulación reducida.

Un importante marco en la vida de Ricardo fue cuando él decidió cambiar la profesión de buceador de aguas profundos por la de capitán de velero de charter y profesor de vela, utilizando el Vagamundo como herramienta de trabajo. Su decisión fue tan radical que pasó a tener el barco cómo su morada. Ricardo se casó, tuvo un hijo, João, un verdadero pez, un niño totalmente adaptado a la vida a bordo, y ahora Ricardo se dedica integralmente a las nuevas actividades. La empresa camina de viento en popa, una de las razones siendo la simpática personalidad y indudable eficiencia del capitán. En cada charter son nuevos amigos hechos para toda la vida. Ricardo está en el Face Book - Veleiro Vagamundo. él opera entre Vitória, Espírito Santo, y Parati, en el estado de Río de Janeiro, una distancia de cuatrocientas millas que él hace con su trotamundos para arriba y para bajo con la mayor facilidad. Además de hacer charter, él opera un curso de vela que está se quedando muy popular.

João, el hijo de Ricardo, es auténtico pes. En la foto él está utilizando la mesa de navegación cómo su rincón particular. él hace una buena pareja con mi nieta Juliana, se bañando en la pileta de la cocina del Fiu, cuando tenía pocos meses de edad. Los chicos se sienten en casa a bordo del MC28. Cortesía: Ricardo Costa Campos.

Mi nieta Juliana se bañando en la pileta del MC28 Fiu. Para los niños el interior de un MC28 se asemeja a un buque de crucero. Foto: Roberto Barros

Vagamundo saliendo de la neblina con la mayor y el gennaker. Una de las mejores virtudes del MC28 es su excepcional estabilidad. Las personas se sienten muy seguras cuando navegando a bordo de un MC28. Cortesía: Ricardo Costa Campos

Vagamundo es sin duda un barco destinado al crucero oceánico. El chubasquero conectado al bímini que sigue hasta la estructura que soporta los paneles solares es la configuración ideal para proporcionar el mejor confort a la tripulación cuando permaneciendo en la bañera. Cortesía: Ricardo Costa Campos

***

El otro velero en ese artículo es el MC28 que está siendo construido en Tacoma, Estado de Washington, U.S.A. Nuestro cliente, Dave Cross, aunque familiarizado con la construcción amateur, también es apasionado por la regata. No deseando hacer cruceros marítimos, él nos consultó sobre la posibilidad de desarrollar una versión más competitiva del proyecto. Nos quedamos encantados con esa oportunidad y ahora el proyecto posee esas dos alternativas para que cada uno decida cual prefiere.

La arboladura especial para regata es ideal para el estrecho de Pudget, una región de vientos flojos. Deseamos que Dave gañe las regatas que merece, pues su esfuerzo en construir un barco más liviano y veloz fue impecable.

Diseñamos un velamen con mástil más largo y velas con más área y mejor relación de aspecto. Por otro lado proyectamos una quilla en plomo, más profunda y delgada, para compensar el incremento en la arboladura. Dave contribuyó con su parte con el máximo esmero y ahora nos resta aguardar la botadura para ver si nuestro esfuerzo será recompensado. Como el barco está casi listo, eso no irá se quedar por mucho tiempo para sabernos cómo nuestro conejito irá comportarse.

Los pisos barnizados de teca y holly se quedaron muy lindos, y ya están listos para ser instalados. Cortesía: Dave Cross

El MC28 es un casco casi redondo. Dave no construyó la plataforma de popa original del proyecto para economizar peso, el que fue una decisión correcta. El gobierno también será del tipo espada. Cortesía: Dave Cross

La cabina de popa no fue alterada. Su excelente cucheta de matrimonio y una profusión de armarios son marca registrada del proyecto. Cortesía: Dave Cross

El salón en el concepto de Dave es adecuado para saborear una cerveza helada después de la regata, para brindar una victoria o para lastimar un borde mal sucedido. Cortesia: Dave Cross

***

Novedad: más un MC28 fue para el agua. De esa fecha fue el De Capitani, construido en Ubatuba, Estado de São Paulo. Esa clase está siempre nos sorprendiendo por la terminación de sus construcciones. Cada barco es un show de hermosura.

De Capitani es el más nuevo MC28 a ir para el agua. Es impresionante la terminación del casco.

Haga click aquí para saber más sobre el Multichine 28