Lista de Planos Construção Descrição Layout Principais Dimensões Datos técnicos Convês Clube Renderizations Fotos Projeto

Curruira 42

Introducción: Hace un largo tiempo que deseábamos diseñar un crucero a motor de costo mediano con estilo semejante al de aquellos buquecitos como los de las películas antiguas de Hollywood estrelladas por Humphrey Bogart. Cuando recibimos una consulta sobre un crucero a motor con ese aspecto, en vez de decir que teníamos solamente la intención de proyectar un barco así, no titubeamos un solo segundo en afirmar que ya teníamos el proyecto preliminar de ese modelo, solo mancando los detalles.

Nuestra intención era ofrecer al mercado una embarcación del tipo de desplazamiento con amplia autonomía de combustible (2750 litros de diesel), capaz de navegar unas dos mil millas sin reabastecerse. Construir ese barco debería estar al alcance del amateur o profesional autónomo, y también debería ser adecuada para se vivir a bordo, además de poseer una elegancia capaz de rivalizarse con los trawlers de misma eslora más sofisticados encontrados en el mercado internacional.

Solo tenemos razones para conmemorar nuestra decisión arrojada de apostar en ese proyecto. Cuando el proyecto comenzó a avanzar y ya teníamos el que mostrar, parece que nuestros amigos y visitantes se apasionaban por el diseño, y así en un parpadear de ojos los primeros clientes comenzaron a aparecer. Ahora el modelo ya es bien conocido con varias unidades en construcción.

Sigue una presentación de la Curruira 42 demostrando como ese proyecto terminó por se constituir en un barco hermoso y confortable:

Arreglo interno: Como se pasa con la mayoría de los trawlers de recreo de misma eslora, la Curruira 42 posee las cabinas de la tripulación en el compartimiento de proa, seguida por el salón de pilotaje y entretenimiento, comunicando-se con la plaza de popa por una puerta en la pared de popa del salón. El fly-bridge sobre el techo del salón se extiende hasta casi el espejo de popa, proporcionando sombra y abrigo de lluvia en prácticamente toda la plaza de popa.

La parte del salón reservada a la vida social ocupa más que la mitad de ese ambiente. Siete personas encuentran lugar para se sentaren confortablemente alrededor de una mesa con más dos sillones en el otro lado completando el ambiente social.
La cocina, muy completa, posee nevera, freezer, dos piletas, cocina con horno, aun habiendo espacio para instalación de un micro-olas y lavadora.
La estación de comando posee mesa de cartas náuticas, cuadro de control y rueda del timón, siendo que la silla del timonero es giratoria, el que permite acceso a la mesa sin necesitar erguirse.

Optamos por ofrecer dos soluciones para el arreglo del compartimiento de proa de la cabina. En la primera proyectamos tres cabinas y dos baños, ambos con duchas, siendo que una de esas cabinas es en suite. La cabina más a proa tiene dos cuchetas simples en cuanto que las otras dos tienen cuchetas de matrimonio.

La otra versión de cabina de proa contempla uma preferência mui frecuente en nuestros días. La de una pareja que ya esté con sus hijos crecidos, o mismo que no los tenga, y que quiera hacer de ese barco un hogar donde se pueda permanecer por largos periodos. Para ese perfil de marinos el que más importa es ofrecer el máximo espacio posible en la cabina del propietario. Para eso eliminamos uno de los tres camarotes y uno de los baños, dejando solamente una segunda cabina, más chica, para eventuales invitados. El baño, bien amplio, es común a las dos cabinas, pero tiene dos portas de acceso, una directamente de la cabina del propietario.

Layout de la cubierta: Tomamos precaución especial en dotar la plaza de popa con el máximo conforto. Primero extendemos el piso del fly-bridge hasta casi el espejo de popa, tornando ese ambiente en una autentica terraza, donde el área social se rivaliza con la del salón. Allí también ubicamos un sillón en L, dos sillas y una mesa, con más un asiento en L del lado opuesto.

Entre eses dos sillones está ubicado el pasaje para la plataforma de embarque, tras el espejo de popa. Junto a la pared de tras del salón diseñamos un mueble con pila y nevera, una bien-venida comodidad para que se pueda accesar una cervecita helada sin riesgo que se caliente por el camino.

El fly-bridge es proyectado para ser primordialmente un segundo puesto de comando, y también ser un solario. Su parte posterior es ideal para estivar el bote de servicio, que es planeado para ser izado por un palo de carga acoplado a un mástil, ubicado por tras de la silla del piloto.

Esa silla es ladeada por dos asientos para dos personas en los cantos de la estructura de protección de la parte frontal del fly-bridge. El acceso a ese piso superior se hace por una escalera del tipo usado en piletas junto a la pared de popa del salón, pasando por un tambucho.

El salón tiene dos accesos al exterior: uno es la porta en su pared de popa ya mencionada; Otra porta está ubicada en la pared de estribor del salón, muy útil cuando el timonero esté haciendo una maniobra que requiera una rápida salida de la cabina. Esa segunda porta es también un dispositivo de seguridad, como salida de emergencia.

Propulsion: Conceptualmente la Curruira 42 es un trawler de desplazamiento, sin ser semi-planeante. En nuestro modo de ver, una embarcación semi-planeante es el peor de dos mundos, pues sin conseguir elevarse genera enormes olas de popa, con grande desperdicio de combustible para un gaño de unas pocas millas de velocidad. Para planeo nada substituye los cascos en v de las lanchas veloces.

Proyectada para tener un o dos motores con potencia máxima de 250hp o 2 x 125hp, y poseyendo una capacidad de 2750 litros de combustible, la Curruira 42 tiene una autonomía de dos mil millas náuticas aproximadamente a una velocidad de diez nudos

Propulsión híbrida con un motor a explosión acoplado a un motor eléctrico también es una posibilidad. Instalar un motor así es una solución ecológicamente correcta y también muy inteligente. Cuando el modo eléctrico esté en operación, a pesar de solamente alcanzar unos cinco nudos de velocidad, su utilización es absolutamente silenciosa, causa cero polución ambiental y tener ese sistema instalado hace desnecesario la opción por dos motores a combustión, una vez que el motor eléctrico es el sustituto del otro en caso de emergencia. Considerando que el motor eléctrico se transforma en generador cuando el motor a explosión esté funcionando es otra ventaja, una vez que puede suplir energía para todas las otras aplicaciones de bordo. Un segundo generador instalado puede ser una opción interesante, pues podrá fornecer energía para que, en caso de defecto en el motor a explosión, el motor eléctrico pase a operar por tiempo indeterminado con la electricidad recibida desde ese segundo generador.

Los planos para instalación del motor híbrido no hacen parte del paquete del proyecto de stock, pero pueden ser fornecidos de medida para la marca escogida, siendo para eso cobrado el costo de nuestro servicio. La adaptación es relativamente simple, una vez que existe espacio para esa instalación.