Multichine 41SK

Introducción: El Multichine 41SK es el barco más versátil que diseñamos en su categoría. De porte perfecto para una familia vivir a bordo y siendo proyectado para hacer travesías oceánicas con mucho confort y seguridad, mismo cuando conducido por  una tripulación reducida, llevando en cuenta que tanto puede resistir bravamente a una tormenta en el océano, cuanto puede abrigarse en aguas rasos totalmente inaccesibles a veleros monocasco de quillote fijo, gracias a su quillote rebatible, ese diseño viste como un guante para aquellos que buscan el barco de crucero definitivo. Proyectado para ser construido en metal, sea en  acero u en aluminio, el MC 41SK es extremamente confiable cuanto a su  robustez, y prácticamente no requiere manutención, caso sea construido en aluminio.

El Multichine 41SK utiliza el mismo plano de líneas y la misma arboladura que otro nuestro proyecto, un modelo que hizo gran suceso desde su introducción, el Multichine 41, siendo la principal diferencia entre los dos diseños el quillote fijo en el MC 41, contra el quillote rebatible del MC 41SK, con la consecuente necesidad de alteración en el arreglo interior debido a la caja del quillote, que ocupa el área central del salón. Como creemos que el sistema de quillote rebatible es la idea más promisora en la búsqueda del velero de crucero ideal, investimos en ese proyecto con la certitud que él irá proporcionar uno de los modelos más codiciados de nuestra línea de planos en stock.

Distribución interior: El layout del interior del MC 41SK es pensado para abrigar hasta seis personas con mucho confort. Con dos cabinas privativas, una de ellas, la del propietario, en suite, una cucheta a estribor al lado del baño de proa, y más la posibilidad de una sexta persona poder dormir en el salón, el barco consigue ofrecer una amplia sensación de amplitud sin perder el confort necesario para una familia sentirse confortable viviendo a bordo

El factor determinante de la distribución interior del proyecto es la caja del quillote rebatible que ocupa el centro del salón. La solución lógica para ese arreglo es la ubicación del área social en un bordo y la cocina en el otro. En esa eslora ambos lados se quedan amplios y confortables, aumentando la sensación de seguridad del cocinero, que no tiene como caer, pues se queda alojado entre la pared de la caja y la cocina. El sofá en L es perfecto para socialización, y la amplia cocina es un sueño para un chef exigente.

El mueble de la cocina hace un conjunto linear, con nevera/freezer, cocina con cuatro quemadores y horno, y fregadero. Bajo y tras el banco existe mucho espacio para aprovisionar mantenimientos e accesorios de cocina. La distribución de los equipamientos no es necesariamente la mostrada en la figura arriba, pudiendo la nevera y la pila se quedaren en las extremidades, con la cocina entre ellas como fue adoptado en ese barco de la foto. En ese barco la nevera se quedó en el piso más bajo de la parte de proa, con acceso por la pared frontal, en vez del acceso por cima mostrado en nuestro dibujo, el que permite un mejor aprovechamiento de espacio, pero no es tan seguro para que las cosas no tumben desde el interior cuando el barco esté inclinado para babor. El corredor a estribor sigue desde la cabina de proa hasta la suite del propietario en la popa, con un acceso tras la caja del quillote rebatible para el área social del salón. La mesa de navegación y radio-comunicación ocupa un compartimiento aislado a estribor, totalmente separado del tráfico a bordo, una decisión muy bienvenida para permitir realizar esa tarea tan importante.

Haciendo una descripción desde proa hasta la popa, el primer compartimiento, luego en seguida al compartimiento de cadena de fondeo, es instalada la cabina de proa privativa, con dos cuchetas simples fácilmente transformables en cucheta de matrimonio, con la simple fijación de un panel removible y una almohada con el espesor de los colchones.

 

Tras el mamparo que separa esa cabina del restante del interior se queda el baño de la tripulación, con ducha en estilo sauna, con un asiento en el box, un lujo en un velero de crucero con esa eslora. A estribor existe una cucheta individual, pudiendo existir un taller de reparos rebatible sobre una parte de esa cucheta. El salón con visibilidad a 360° y muy buena ventilación proporciona un bien-estar impresionante. Final la suite del propietario es el más rico cómodo a bordo, con su ante-sala, baño privativo completo, incluso un box con el mismo asiento tipo sauna del baño de proa.

Mastil, arboladura y velamen: El Multichine 41SK es un “cutter” con dos parejas de crucetas inclinadas para popa y con estay de proa llegando al tope del mástil. Ese aparejo es muy práctico en maniobras y muy confiable. Las dos velas de proa permiten una gran variedad de combinaciones. Por otro lado la vela mayor con una estera de largo moderado proporciona un buen equilibrio en cualquiera condición meteorológica. Un área de velas moderado proporciona buen desempeño sin comprometer la facilidad de maniobra.

Layout de cubierta: La principal característica del plano de cubierta es el amplio puente en la parte frontal de la bañera, un recurso para aumentar la altura bajo la cubierta de acceso al baño de la suite de popa. Eso, si por un lado hace el acceso al tambucho de entrada en la cabina un poco menos fácil, por otro permite que se use ese puente como una cucheta de matrimonio, el que en noches caliente de verano en un fondeadero distante bajo un chubasquero envolvente es un privilegio.

Otra característica del MC 41SK es su amplia y despojada cubierta de proa que permite la estiva del anexo, aun dejando suficiente espacio para acceso a la proa. La cabina con líneas aerodinámicas y baja altura confiero un estilo moderno e elegante al diseño. Una generosa plataforma de embarque en la popa también es muy bienvenida para buceos u embarque a bordo.

Desempeño y maniobra: El quillote rebatible, además de ofrecer una versatilidad impar, permitiendo acceso a lugares rasos inaccesibles a veleros de quillote fijo, aun ofrece una estabilidad estática muy alta, el mejor de dos mundos, gracias a la adición de lastre interno, necesario para que el barco pueda operar con seguridad cuando el quillote esté recogido. Eso ya está demostrado por el comportamiento del barco en el océano cuando navegando con el quillote recogido. Al fin, el MC 41SK es una máquina de crucero, confortable y fácil de ser conducido por una tripulación reducida.